Saltar a contenido
Carlos Machado en el paraninfo de la Universidad, en 1955.

Recuerdos en torno al historiador Carlos Machado

Machado fue uno de los representantes más claros del revisionismo histórico en Uruguay, una corriente que cuestionaba los relatos oficiales y que se hizo fuerte durante los años 60.
Nahitan Nández y Óscar Washington Tabárez, durante el partido ante Perú, en el estadio Arena Fonte Nova, en Salvador



 · Foto: Juan Mabromata, AFP

En el alma está

Carlos machado (archivo, junio de 2011).
 · Foto: Victoria Rodríguez

Saber compartir: Carlos Machado (1937-2019)

Pedro Brieger · Foto: Micaela Ayala, ANDES.

“Un continente en disputa”

¿PISA con champán?

No es “lo que hay, valor”: pensar el socialismo desde la historia

El siglo XX registra diferentes ensayos de socialismo. Es probable que sus fracasos o mutaciones no siempre generen la necesaria identificación afectiva como para citarlos en pos de “invitar” al socialismo. Pero desde una perspectiva histórica resulta al menos necesario tener en cuenta qué pasó (y qué pasa) con esos socialismos, para aprender, no repetir, ser creativos y también humildes a la hora de proponerse pensar el socialismo de cara al futuro.

Medio sordos

La sensibilidad que despierta la elección lleva a reacciones de todo tipo, emociones, apuros, rumores e indignaciones poco reflexivas. Como pensar que Cifra o Equipos querían que el Frente Amplio (FA) perdiera y por eso dieron tales resultados. Ir por ese camino sería como si un reaccionario le hubiera gritado a la tele “¡Estás en contra de nosotros, Sordo!”, cuando Luis Eduardo González anunció equivocadamente, hace cinco años, un resultado positivo para la anulación de la Ley de Caducidad.

Que no se detenga la educación

Hace unas semanas, en el ciclo de presidenciables de En perspectiva, Tabaré Vázquez, Fernando Filgueira y Miguel Brechner presentaron las principales ideas del Frente Amplio sobre educación. Desde una visión complementaria entre lo político, lo social-organizativo y lo tecnológico, quedó presentado un panorama promisorio aunque pedagógicamente incompleto.

Educación: Yo no sé… como del odio social

Es momento de solidarizarse con los educadores que vienen siendo agredidos de muchas maneras, parar un segundo la manija y pensar. ¿Hasta dónde o hasta cuándo no existe, por parte de muchos sectores de nuestra sociedad, una sensibilidad general algo trastornada con respecto a la tarea de quienes enseñamos?

Para reformar la educación con los docentes

No hay continuidad sistemática ni institucional de la carrera docente como tal. Todos sabemos que se asciende de grado por acumulación de años, y que a lo sumo uno podrá tener un mejor o peor informe de Inspección y fijarse como horizonte ser profesor adscriptor, o bien ser director, inspector o quizá profesor de Formación Docente. La carrera como formación continua no presenta ningún estímulo más allá de la vocación y la chance de encontrar un buen plantel colectivo en algún centro gestionado por un director con características positivas de liderazgo pedagógico. Pero en buena medida esto depende de la suerte que se tenga en la “kafkiana elección de horas”.

Docentes a Primera

Distancias, puentes rotos, diálogo de sordos, discusiones fuera del tarro, radicalización intolerante, tecnicismos intolerantes, lucha, gasto, presupuesto, resultados, crisis, “dictadura sindical”, planes del FMI y del Banco Mundial, Pisa, pesos… que los legisladores ganen menos, que con lo que ganan los docentes no está tan mal… Entre tantas cuestiones, la enseñanza en nuestro país parece que no se debate bien.