Saltar a contenido

Pedro Peña

¿Pequeño héroe?

El 10 de mayo de 1929, mientras los norteamericanos se dedicaban a comprar acciones de forma desmedida sin siquiera presentir la debacle, mientras el hermano menor de Aparicio Saravia se restregaba las manos debido a la ejecución exitosa del plan que llevó a la muerte a su mujer liberándolo del karma del divorcio y la división de bienes, un niño de nueve años con tres heridas de cuchillo en su cuerpo atravesaba cinco kilómetros de campo y alambrados con su hermana de año y medio en brazos.